3bbaa2

Acardamines 9295

 

 

Dicen que la presencia en nuestros campos de la Anthocharis cardamines indica que ya ha llegado la primavera. No cabe duda que nuestra protagonista es una mariposa primaveral, y que los llamativos colores de los machos alegran nuestras salidas de campo; las hembras son mucho más crípticas y tendremos que fijarnos más para dar con ellas. 

Como con otros pieridos, su vuelo está muy vinculado a la radiación solar, y si queremos conseguir algunas instantáneas de ella, lo más adecuado es salir a buscarlas los días de "nubes y claros". Durante los claros las veremos volar, pero en cuanto lleguen las nubes, buscarán un posadero adecuado y se pararán de repente, intentando pasar lo más desapercibidas posible con el camuflaje del reverso de sus alas. 

JM Sesma

 

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios

Tenemos 41 visitantes y ningun miembro en Línea